Si no eres habitual de este blog, por favor, lee esto, es importante:

Todas las fotografías que aparecen en este blog representan la realidad. No hay ningún montaje. El único tratamiento editorial que llevan es brillo, contraste, intensidad y niveles de color. Eso es lo que vio la cámara fotográfica. No se han añadido, quitado o mezclado ningún elemento con otro, ni se han superpuesto capas.

Por eso la FOTODECONSTRUCCIÓN ORIGINAL lleva como apellido "Original", con ello se quiere expresar que está hecho en origen y no en laboratorio, que es natural.

Es lo que se ve, por eso "otra mirada es posible, otra realidad también", solo hay que mirar adecuadamente para ver la belleza que la mente convencional nos niega.

lunes, 2 de mayo de 2011

MIRÓ: MUJER Y PÁJARO

En el artículo anterior ya hemos apuntado algo sobre deconstrucción original, aunque más bien deberíamos decir Fotodeconstrucción Original. Y este es el hilo conductor que vamos a aplicar a partir de ahora.


Hemos empezado haciendo Fotocubismo Original, cuyo concepto sigue siendo válido y sigue estando vivo, hemos hablado de surrealismo, que si lo bautizamos, debería ser Fotosurrealismo Original y hemos visto varias cosas más, como dobles e incluso triples imágenes, impresionismo, realismo, etc. Todo este conjunto se engloba dentro de un concepto, que se puede definir como la plasmación natural y original de los objetos, para mostrar otra realidad colorista y divertida y con las consecuencias que cada cual quiera desarrollar. Es una propuesta muy abierta que se llama FOTODECONSTRUCCIÓN ORIGINAL. Y, repito, es una propuesta básicamente muy divertida, sin ningún corsé, abierta a todas las opciones deconstructoras de la realidad.


Y como anteriormente con el Fotocubismo, el apellido "Original" se refiere a que está hecho al natural. Las deformaciones deconstructoras están hechas en origen, no se hacen en el laboratorio.


Seguiremos hablando del tema, pero ahora veremos una colección que me ha costado muchas horas y muchas visitas a esta obra de Miró, que él mismo solo pudo diseñar y no la pudo ver colocada en su emplazamiento, debido a su precario estado de salud en el momento de la inauguración.


Esta colección quizás sea una de las más coloristas debido principalmente a los propios colores de la obra rojo, verde, azul y amarillo, los colores preferidos del artista y más usados en todas sus obras. Es un trabajo realizado y deconstruido desde muchos puntos de vista, desde edificios espejo en la calle Tarragona, en la calle Aragón, desde la nueva plaza de toros de las Arenas, vehículos...



No quiero destacar ninguna fotografía de esta serie, porque la mayoría me gustan mucho, solo, para quien no conozca esta obra, quiero enseñar la obra original vista desde la plaza de toros:


Para finalizar, el consejo habitual, visita la colección Miró: Mujer y Pájaro.

2 comentarios:

  1. ¡Osti tú! Preciosa la estatua de Miró.
    Elias

    ResponderEliminar
  2. Gracias Elias.
    Un saludo, Carlos

    ResponderEliminar